A partir de los 30 años, nuestra piel comienza un proceso de pérdida de firmeza y llega el momento de incorporar las cremas antiedad a nuestra rutina de cuidados. Si bien, la piel grasa es menos propensa a arrugarse de manera prematura que, por ejemplo, la piel seca. Sin embargo, debemos tener en cuenta que aunque no envejezca tan rápidamente, no es inmune al paso del tiempo. Y, es conveniente señalar que las pieles grasas son más propensas a desarrollar flacidez.

 La flacidez facial es la pérdida de firmeza de la piel del rostro, causada por la disminución de las fibras como la elastina, encargada de proporcionar elasticidad a la piel, y el colágeno, encargado de aportar resistencia a la misma. Esta disminución se debe al envejecimiento cutáneo.

Los serum faciales son fórmulas con una alta concentración de activos, que ayudan a combatir los primeros signos del envejecimiento (flacidez, líneas de expresión…). El serum es un complemento a la crema hidratante, no un sustituto. Porque este producto lleva sus principios activos hasta las capas más profundas de la piel, mientras que la crema hidrante actúa sobre las capas superficiales.

Si además de pérdida de firmeza, arrugas muy ligeras y flacidez tu piel presenta poros dilatados y brillos necesitas un serum específico para piel grasa.

Algunas personas evitan el uso de muchos productos en su rutina de belleza pensando que empeoran su problema. Pero existe el sérum para piel grasa, que contribuye a regular el exceso de sebo de la cara.

Para mantener una piel limpia y radiante, elige productos que no sean abrasivos y resequen la piel. Y para evitar la flacidez es fundamental el efecto del sérum facial. Si tienes la piel grasa, en tu rutina nocturna no necesitas aplicar crema nutritiva, sino que bastará con un sérum para pieles grasas.

Las pieles grasas también deben favorecerse de los beneficios que aporta el serum, como redensificar la piel, aumentar su firmeza y luminosidad, así como disminuir los signos de envejecimiento.

El Serum Facial Anti-edad Puritas elaborado con Minerales Originales del Mar Muerto [Purificante], Zinc PCA [Sebo-regulador] extracto del alga Laminaria Ochroleuca [Fortalece la barrera protectora de la piel], extracto del hongo Fomes Officinalis [Refina los poros]. Enteromorpha Compressa + Caesalpinia Spinosa [Disminuye la presencia de arrugas, incrementa la producción de colágeno dérmico, con una función hidratante natural], será tu aliado a la hora de combatir los brillos, el maquillaje permanecerá más tiempo y uniforme. Mejorará el aspecto de tu piel. El resultado una piel suave, mate y radiante. Se debe aplicar antes de la crema hidratante, sobre el rostro perfectamente limpio y seco mediante un ligero masaje. A los pocos días de uso apreciarás los cambios en tu piel.

Y por supuesto LA LIMPIEZA, es el primer gesto a tener en cuenta para el cuidado de nuestra piel. Es necesaria todos los días aunque no nos maquillemos ya que la piel también se ensucia por la polución.

En el caso de las pieles grasas debe limpiarse dos veces al día: por la mañana y por la noche. Saltarse este paso básico de la rutina de belleza puede tener consecuencias no deseadas, como la aparición de granitos, brillos y otras imperfecciones.

El Gel Limpiador Puritas, purificante y refrescante, no contiene alcohol y está enriquecido con los extraordinarios Minerales del Mar Muerto [Purificantes, relajantes], extracto de Aloe Barbadensis [Emoliente y humectante], extracto del alga Laminaria Ochroleuca [Fortalece la barrera protectora de la piel] y Zinc PCA [Sebo-regulador]. El cuidado perfecto para mantener una piel limpia y sin brillos. Notarás los resultados de forma inmediata.