La piel grasa es un martirio para muchas personas, sobre todo en su juventud.

La piel grasa produce demasiado sebo por eso la piel presenta brillos y tiene mayor predisposición a que los poros se obstruyan apareciendo granos y espinillas. Las impurezas de la piel (granitos, espinillas, puntos negros…) aparecen en los folículos sebáceos. Estos folículos, que están formados por un pequeño pelo y una glándula, se encuentran principalmente en el rostro, en el pecho y en la espalda. Cuando se tapona el conducto folicular y las glándulas sebáceas se obstruyen y no pueden segregar fuera el exceso de grasa hace que aparezcan granos y espinillas. Pero nunca te quites un grano. Al explotarlo se puede infectar el tejido circundante y a ese primer grano le seguirá rápidamente un segundo…

Por eso, es sumamente importante limpiar la piel. Elimina el exceso de sebo con un gel limpiador suave que no dañe tu piel, ni la reseque en exceso. El Gel Limpiador Facial de Puritas aporta frescor y bienestar y limpia la piel en profundidad, sin alterar el equilibrio natural de hidratación de la piel, ya que no contiene alcohol y está elaborado con Sales Minerales Originales del Mar Muerto, Aloe Barbadensis,  extracto del alga Laminaria Ochroleuca  y Zinc PCA [Sebo-regulador]. Aplica el producto dos veces al día (por la mañana y por la noche) sobre la piel húmeda mediante movimientos circulares para que el gel penetre en profundidad. Insiste en las zonas más propensas a tener puntos negros o granitos como la Zona T (nariz, frente y mentón), evitando el contorno de ojos. Deja actuar el producto 1 o 2 minutos para que la piel se beneficie de los principios activos y después aclara con agua tibia. Será tu aliado perfecto para mantener una piel limpia y sin brillos. Notarás los resultados de forma inmediata.

A continuación, sobre la piel limpia y seca, aplica el Gel Seborregulador Puritas de aplicación local en espinillas y granitos. Está elaborado con Minerales Originales del Mar Muerto, extracto del hongo Fomes Officinalis [Astringente] y aceite de hojas de ciprés y tomillo [Propiedades antimicrobianas, antiséptica]. Poner con el dosificador una pequeña cantidad de producto en la punta de un dedo y aplicar sobre cada granito, realizando un suave masaje circular, para acelerar su eliminación y prevenir la aparición de marcas.

¡Cuídate mucho!