El baño diario es un momento mágico, en el que él bebe experimenta grandes sensaciones. El contacto con mamá y papá, en un ambiente confortable. Disfrutar del agradable contacto con el agua tibia.

Los jabones que se usen deben ser especiales para bebés: suaves, sin demasiados perfumes ni demasiado espumosos y que respeten  la protección natural de su piel. Con muy poca cantidad de gel lavamos al bebé entero. Se puede aplicar directamente con la mano y lavar al bebé con un suave masaje, poniendo especial atención en los pliegues de la piel, las zonas expuestas al pañal y entre los deditos.

El Gel de Baño Bebo Baby está enriquecido con Minerales Originales del Mar Muerto y extractos de Manzanilla, Caléndula y Melisa. Es adecuado tanto para la piel como para el cabello del bebé.

Una experiencia relajante que prepara al bebé para un sueño reparador.

Después del baño es importante hidratar la delicada piel del bebé, para mantenerla sana y suave. Podemos aplicar las cremas hidratantes realizando suaves masajes. Las caricias tranquilizan al bebé, se relaja y duerme mejor. Los masajes se deben realizar con suavidad, disfrutando del contacto y del placer de acariciar.

La Crema Hidratante Bebo Baby está enriquecida con Aloe Vera, Minerales Originales del Mar Muerto, Manteca de Karité, Aceite de Almendras, Inca Omega Oil y Extracto de Manzanilla, Caléndula y Melisa. Y suavemente perfumada con una fragancia de cítricos dulces. Aplicar poca cantidad de producto.

Si decides poner colonia al bebé, aunque puedes aplicarla directamente sobre la piel, nosotros recomendamos aplicarla en la ropa, de esta manera permanece más tiempo y mantiene su olor natural.